¡El verano ya está aquí! El bolso de playa está listo, protección solar en diferentes formatos y de diferentes factores. Pero ¿por qué has elegido esa protección? ¿Es la que tu piel necesita? ¿Te la estás aplicando correctamente? ¡Es mesoestetic te ponemos a prueba y te damos las claves para un bronceado sano y duradero!


1º ¿Sabes cuál es el primer factor que provoca el envejecimiento de la piel?

Sí, nos encanta estar bronceados pero el sol es uno de los primeros factores que acelera y potencia el envejecimiento de la piel. Según nuestra experta, la radiación solar es el flujo de energía que recibimos en forma de ondas electromagnéticas de distintas longitudes o frecuencias.

Las distintas longitudes de onda de las radiaciones que llegan a nuestro organismo alcanzan la piel con distintas profundidades y producen efectos biológicos diferenciados: eritemas, quemaduras, sensibilidad, envejecimiento prematuro, daños en el ADN, alergias, manchas, oxidación celular...

Las fórmulas de la gama solar de mesoestetic: mesoprotech®, contienen un complejo fotoprotector de amplio espectro que protege de los rayos UVA, UVB, HEV e IR. Además, todas ellas contienen collagen pro-47 un activo vegetal con protección antiedad ya que protege eficazmente las redes de colágeno y potencia su correcta síntesis.

2º ¿Qué significa el número que aparece en el envase de una protección solar?

Las siglas SPF significan “Solar Factor Protection”, el número de protección solar indica el tiempo aproximado que la piel estará protegida del sol teniendo en cuenta la resistencia natural de nuestra piel, factor marcado por el fototipo. Es decir, si nuestra piel aguanta la exposición durante 10 minutos sin quemarse y utilizamos una protección de SPF 30, tendremos que multiplicar ambos factores para saber los minutos, aproximados, de protección eficaz.

Sin embargo, es imprescindible realizar una reaplicación con un máximo de 2 horas para asegurar una protección 100% eficaz. Las nuevas brumas solares de mesoestetic son perfectas, gracias a su formato, para reaplicar en cualquier ocasión ya que mantienen su eficacia sobre la piel mojada o sobre el maquillaje.

3º ¿Por qué se recomienda aplicar la protección solar 30 minutos antes de la exposición? 

La protección solar puede contener dos tipos de filtro: filtro físico o filtro químico. Los filtros físicos son partículas sólidas que cubren un espectro de radiación muy alto y son muy fotoestables, tardan más en degradarse por el calor y actúan inmediatamente después de su aplicación.

Los filtros químicos son orgánicos y actúan por la absorción de la radiación solar ultravioleta. En función de la radiación absorbida se distinguen diferentes filtros, pero todos ellos requieren 30 minutos para ejercer completamente su función. Por tanto, la protección solar que contenga únicamente filtros químicos debe ser aplicada 30 minutos antes de la exposición solar.